miércoles, 26 de septiembre de 2012

Se cortó la racha



Después de 17 partidos oficiales, más precisamente 150 días, Independiente se volvió a encontrar con una victoria en su camino. Esta vez no fue por el certamen local, sino que el compromiso era en el plano internacional. El rival de turno era el Liverpool uruguayo que hacia su segunda participación en este torneo, y lo hizo por 2 a 1 jugando en Avellaneda con goles del colombiano Fabián Vargas y Paulo Rosales, mientras que el descuento de los visitantes fue de Carlos Núñez. De todas formas, el domingo cueste lo que cueste...


La mística copera lo avala. Cuando el "Rojo" juega esta clase de partidos no hay promedio que valga, porque el equipo que dirige Américo Gallego ganó merecidamente el partido de ida por los Octavos de final de la Copa Sudamericana. Sin importar el rival de turno, hoy sin dudas había que irse con una victoria que le de ánimo para afrontar lo que viene en el torneo. Y eso fue lo que ocurrió.


El partido comenzó intenso, con el equipo local tratando de ponerse en ventaja rápidamente y llevandose por delante a un modesto equipo visitante. A los 6' nomás fue que Independiente encontró esa diferencia a favor que buscaba.Una gran jugada con toques y un pase atrás de Patricio Vidal (que pide pista para estar frente a Unión en el 11 titular) terminó en los pies de Fabián Vargas para que remate al arco, con previo desvío en un defensor del club de Montevideo, provocando así la primer alegría. Hasta los 20', el "Rojo" fue superior en todo aspecto, hasta que el partido comenzó a emparejarse y las fallas defensivas volvieron a hacerse presentes. Los dos centrales, sobre todo Galeano, comentieron numerosas faltas que hacían llover centros al área de Diego Rodríguez. Solo queda recalcar el buen manejo de pelota que le dieron el mismo autor del gol, el colombiano Vargas, y Víctor Zapata más algunos importantes aportes de Rosales y la movilidad de Mancuello y Villafañez.


El segundo tiempo tuvo un arranque algo similar al primero, porque el equipo argentino salió a devorarse al rival y a los 4' Paulo Rosales, con una magnifica definición al segundo palo, aumentó la ventaja. En estos últimos 45 minutos, se vio a un mejor Independiente tocando la pelota, triangulando, y siendo,por momentos, vertical y agresivo. Sin embargo, otra vez se levantó el pie del acelerador y tras una falla defensiva, en la que Cáceres sale a buscar lejos y Galeano queda enganchado habilitando, el joven delantero Carlos Núñez se escapó y puso el partido 1-2, provocando un sabor agridulce en los hinchas locales.


Era importante ganar para sumar en confianza y en aire para el trabajo semanal, pero la gente, los dirigentes, jugadores y cuerpo técnico saben lo que se juega el domingo, así como también lo que queda de torneo. En primera instancia, superar el obstáculo en Santa Fe frente a Unión. El domingo cueste lo que cueste...


Tomás Menéndez(@tomimenendez)




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada